Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía, Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

domingo, mayo 10, 2015

El artista francés André Derain (1880-1954) y su influencia sobre Joan Miró.

El artista francés André Derain (1880-1954) y su influencia sobre Joan Miró.

 
André Derain (Chatou, c. París, 17-VI-1880-Garches, Chambourcy, 8-IX-1954). Pintor, escultor (más de 150 obras), decorador y teórico francés. Estudia arte en París (1898-1899): en Chatou, donde conoce a Vlaminck, y en la Academia Carrière, donde conoce a Matisse, con el que pinta un tiempo en el sur de Francia. Expone sus obras de intenso colorido en 1905 con el grupo de los fauves en el Salon d’Automne.

Árboles en Colliure.

Vista de París.
La danza.

Desde 1907 vive en París, en el 22 de la rue Tourlaque (donde también residirá Miró en 1926-1929). De 1908 a 1910 es influido por Cézanne, el cubismo (así como él mismo influye en Picasso, de quien es amigo desde 1906) y al arte africano, y después de la I Guerra Mundial vuelve a la tradición figurativa, con un clasicismo académico influido por el Trecento italiano, el Renacimiento francés, los Carracci y Corot.
Su tibieza frente al invasor alemán lindó con el colaboracionismo y en 1941 viajó a Alemania en un montaje oficial, lo que le desprestigió gravemente: Alfred Barr explicará en el boletín del MOMA que un antiguo amigo, Picasso, en 1945 llegó a comentar que merecía ser fusilado.

En 1946-1948 realiza esculturas de un acusado primitivismo y arcaísmo, pero entonces ya no era una novedad y fue relativamente marginado en exposiciones y el mercado artístico.
Falleció atropellado por un automóvil (una muerte semilar a la de su amigo Maurice Denis).
Hay una obra suya en la colección permanente de la FJM en 1986. Miró toma en los años 10, tanto por reproducciones como por la lectura de sus teorías, notas de su puro y primitivo colorido (Derain decía que los colores eran "cartuchos de dinamita” y “tremendas descargas de luz@; Miró que eran “puñetazos”), la depurada composición mediante el equilibrio cromático, así como su ejemplo de superar el destino comercial que le reservaba su padre, para dedicarse a la pintura; tal vez le influenciarán también, más tarde, sus primitivas impresiones de las “negras manos” en una reproducción de “Minotaure”, 6 (invierno 1935).
Pero en los años 20, justo cuando el “retorno al orden” consagra a Derain (Lhote le reconoce como “el más grande pintor francés vivo”, y Giacometti y Leymarie le admiran posteriormente), rechazará su obra: ‹‹En la Rue Blomet se hablaba mucho más de pintura. Así fue como a Masson empezaron a gustarle los cuadros de Derain y esperaba mucho de él. Yo no. (...)›› [Miró. Rue Blomet. Texto transcrito por Dupin. 1977. Reprod. Rowell. Écrits et entretiens. 1995: 115.]
Fuentes.
Internet.
Exposiciones.
<Derain>. Roma. Villa Medici (noviembre 1987-enero 1977). Cat. 163 pp.
<André Derain: 1880-1954. El pintor del malestar moderno>. Madrid. Museo Thyssen-Bornemysza (1995). Cat. Textos de Tomás Llorens et al. 217 pp.
<Derain>. París. MNAM (1994) y Madrid. Fundación Thyssen-Bonemisza (1995). La mayor retrospectiva.
*<Fauves>. Sydney. The Art Gallery of New South Wales (1995-1996). Cat. Freeman. Derain: 54-111.
<Derain>. Valencia. IVAM (12 diciembre 2002-23 febrero 2003) y Lausana. L’Hermitage (2003). 98 obras (pinturas, acuarelas, grabados, cerámicas y, sobre todo, esculturas. Comisario: Rudolph Koella.
Libros.
Bénézit, E. Dictionnaire des peintres, sculpteurs, désignateurs et graveurs. Gründ. París. 1976. 10 vs. Reed. Jacques Busse (dir.). 1999. 14 vs. Vol. 4, pp. 458-461.
Bordskaia, Natalia. André Derain. En los Museos de la URSS. Aurora. Leningrado. 1981.
Lee, Jane. Derain. Phaidon. Oxford. 1990. 144 pp.
Artículos.
Chassey, Eric de. Derain fauve, cubiste et collabo? “Beaux Arts”, 128 (XI-1994) 74-85.

González García, Ángel. Las negras manos de Derain. “Arte y Parte”, Madrid, 1 (II a III-1996) 106-119, reprod. en El resto. Una historia invisible del arte contemporáneo. Museo de Bellas Artes de Bilbao y Centro de Arte Reina Sofía. Madrid. 2000: 121-129.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada