Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía, Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

viernes, mayo 06, 2011

Joan Miró y el cine.

Dossier: Joan Miró y el cine.
Entre las fuentes específicas de Joan Miró destaca la poesía, pero también merecen apartados especiales el cine, la fotografía, la música y la cultura de masas con especial énfasis en el cómic y la publicidad. Trataré aquí sólo muy brevemente el cine, en respuesta urgente a una petición.[1]
La admiración de Miró por el séptimo arte fue notable a lo largo de toda su vida, desde muy joven. Siempre asistió con regularidad a ver los estrenos, casi siempre junto a su esposa Pilar, siendo esta su principal afición cultural conjunta, pues ella también era muy cinéfila.[2] Es seguro que la pasión cinematográfica de Miró no disminuyó con los años y así cuando Prats le explica a Melià las grandes pasiones de su amigo, no duda en citarla en primer lugar[3], aunque Miró le cuenta a Juan Bonet en 1974 que le gusta el cine: ‹‹Sí, pero más el circo.››[4] Incluso la FJM tenía entre sus misiones el fomento del cine de vanguardia, como le explicaba Prats a su futuro director Francesc Vicens.[5] Y Miró declara a Raillard en 1975 sobre su interés por los filmes: ‹‹Me gustaban mucho. Ninguna película me ha interesado tanto como las de Charlot. También me gustaba Buñuel. Y también El acorazado Potemkin. Más tarde conocí a Eisenstein en París.››[6]
La época en la que fija su gusto por el cine de Chaplin podría retrotraerse a la segunda mitad de los años 10, cuando llegan a Barcelona los primeros filmes mudos de Chaplin y su personaje de Charlot ya es mundialmente conocido. Su interés por el cineasta y su gran personaje, hasta el punto de que siempre fue su actor favorito[7], sería reforzado por el que también sentían algunos de sus mentores intelectuales, como los surrealistas, Gasch, Ràfols…
Su interés por el cine soviético y en concreto el filme El acorazado Potemkin podría datarse hacia 1928, cuando recibe una invitación para verlo de una de sus más famosas coleccionistas, Marie la vizcondesa Laure de Noailles (1903-1970), mecenas de Buñuel y Dalí —ella y su marido financiaron con un millón de francos L’âge d’or—, Cocteau —también financiaron su film Le Sang du poète— y muchos artistas como Chirico, Dalí, Ernst, Giacometti, Laurens, Léger, Man Ray, Picasso...[8] Además, según su propia confesión a Raillard en 1975, conoce a Eisenstein en París, creemos que a finales de 1929 o principios de 1930, puesto que es la única ocasión en que el cineasta ruso está en París coincidiendo con Miró, durante un viaje por Europa junto a dos compañeros para conocer nuevas técnicas cinematográficas, antes de que en 1930 le contraten para trabajar en Hollywood.[9]
Una mayor elevación intelectual de su afición cinematográfica le llegó probablemente gracias a sus relaciones con Gasch (que llegó a ser un estimable crítico de cine), como traslucen su correspondencia y escritos[10]; los surrealistas, sobre todo Breton, para quien el cine es el único ‹‹misterio absolutamente moderno››[11], aunque sólo les atraían las películas cómicas y los seriales norteamericanos, con su estructura de episodios que guardaba cierta afinidad con los fragmentos tomados al azar de los collages; y personalidades tan cinéfilas como sus amigos Max Ernst, Man Ray, Duchamp, Cocteau, Picasso, Paul Nelson, Prévert, Tual, Dalí…
También es en esta época que Miró conoce al cineasta Luis Buñuel.[12] Su primer contacto se produce el 12-13 de marzo de 1929.[13] Más aun, cuando hacia el 5-9 de abril Miró vuelve a París, aprovecha para introducir a Dalí y a Buñuel en el grupo surrealista.[14] Miró asiste además, el 6 de junio, en el Studio des Ursulines, al estreno del film Un chien andalou, de Buñuel y Dalí. Miró incluso colaboró en una exposición de co­llages, junto a Mas­son, Ernst y Man Ray, en el vestí­bulo del Stu­dio 28 de París, en apoyo del estreno (28 no­viem­bre-3 diciem­bre 1930) de la película L’Âge d’or de Luis Bu­ñuel y Salvador Dalí, por lo que sufrió la mutilación de sus obras cuando los mani­festantes de extrema de­recha de la Liga de los Patriotas y de la Liga Antijudía atacaron el cine. Su relación de amistad y mutua admiración continuó, aunque dejaron de verse por la Guerra Ci­vil, y parece que se mantuvo hasta la muerte del cineasta el 29 de julio de 1983, pocos meses antes que la suya.
Precisamente tiene una relación indirecta con Buñuel y su film L’Âge d’or una obra de Miró, como ha advertido Fanés (2007): se trata del collage Papier collé (1929) (72,7 x 108,4) de la Col. MOMA [D 256.], que en la versión inicial que se expuso en el Studio 28 llevaba pegada una página entera de la sección de cine del periódico “La Publicitat”. Este detalle le sirve a Fanés para explorar el interés de Miró por el cine.[15]
A partir de 1947 Miró decidió cuidar la faceta de los documentales sobre su obra, lo que será pronto reflejado en la crítica y la historiografía.[16] Ese año acuerda con el director Tho­mas Bou­chard el ambicioso pro­yec­to de un fil­m, que se titulará Around and about Miró, que comen­zará a rodar­se en Nueva York y proseguirá el año siguiente, en 1948 en Barcelona. Pero el primero en aparecer no será el de Bouchard, sino el cortometraje Miró (1949), dirigido por Jean Aurel, Jean-Claude Sée y Guylbeaux, con música de Mouillet y textos de Charles Estienne leídos por Yves Le Gall. Seguirá otro corto, esta vez de Bouchard, Joan Miró makes a colorprint (1951), filmado en 1947-1948 en el taller de Stanley W. Hayter en Nueva York y en Barcelona, con comentarios de Hayter y Ruthven Todd. Después del postergado estreno de Around and about Miró en 1955, seguirán numerosos documentales, que registramos en un apartado especial del apéndice de la bibliografía.
Destacable por su valor estético será la filmación por Pere Portabe­lla de la realización y posterior destrucción del mural efímero en la exposición <Miró, otro> (1969) en el Colegio de Arqui­tectos de Barcelona. Otro documental notable lo filma la BBC en Palma y Barcelona en febrero de 1978, nucleado por una entrevista que le hace su amigo Roland Penrose y que incluye parte del estreno de la obra tea­tral Morí el Merma.



 [1] El texto más completo sobre la relación de Miró con el cine es el artículo de Mir, Jaume; Mulet, Francesc. Una escena de pel·lícula. *<Miró // Portabella. Poètica i transgressió>. Palma de Mallorca. FPJM (19 diciembre 2009-5 abril 2010): 36-46. Es una actualización de su texto del dossier Ànima de foc: el procés creatiu de Joan Miró, de Mir, J.; Mulet, F. Una escena de pelAlícula. “Estudis Baleàrics”, 47-48 (septiembre 1993-abril 1994) 49-62.
En el mismo catálogo Portabella explica (lo publicó en “Cave Canis” en I-1996) un proyecto de Miró para un cortometraje, Mont-roig – Mas Miró, con manuscritos del artista. *<Miró // Portabella. Poètica i transgressió>. Palma de Mallorca. FPJM (19 diciembre 2009-5 abril 2010): 222-231.
 [2] Planas Sanmartí, Jacinto. Joan Miró. El mestre. “Diario de Mallorca­“, Dominical La Almudaina, 28 (21-X-2001) 5. Planas era también crítico de cine y a menudo coincidía con el matrimonio Miró.
 [3] Melià. Joan Miró, vida y testi­monio. 1975: 83-84.
 [4] Bonet, Juan. Entrevista a Miró. Joan Miró ante Joan Miró. “Baleares”, Suplemento del domingo (9-VI-1974) 1 y 3. FPJM H-4083.
 [5] Vicens, Francesc. Declaraciones. cit. Roglan. Fundació Joan Miró. 25 anys. 2001: 12..
 [6] Raillard. Conversaciones con Miró. 1993 (declaración en 1975): 207.
 [7] Miró. Entrevis­ta. “Ba­lea­res” (13-III-1966).
 [8] Invitación de la Vizcondesa de Noailles. s/f (la fecho h. 1928 por el contexto histórico). Col. FPJM.
 [9] Raillard. Conversaciones con Miró. 1993 (declaración en 1975): 207. Figura como Einstein por un error de impresión o por confusión con el apellido del crítico Carl Einstein. Se informa de que Eisenstein dará conferencias en París sobre sus métodos y publicará un artículo en la revista en una nota de G.-H. Rivière. Six conférences d’Eisenstein. “Documents” 7 (XII-1929) 384.
 [10] Car­ta de Gasch a Miró en Mont-roig. Barcelona (24-VII-1927) FPJM. Comenta despectivamente sobre la visión conservadora del cine, que para el crítico Allantim sólo debie­ra ser la ‹‹re­producción fiel de la vida››, mientras que para Gasch debe ser vanguardis­ta, buscando caminos nuevos, como lo hacen Picabia y Man Ray. / Barenys; Portell. Charlot putrefacte. Gasch; Ràfols. Epistolari Sebastià Gasch - Josep Francesc Ràfols (1921-1954). 2002: 206-213. Resumen el amplio y profundo interés por Chaplin en los círculos intelectuales de Cataluña hasta al menos 1936; curiosamente, Buñuel y Dalí criticaron esta general estimación.
 [11] Breton. Comme dans un bois (1952), en Œuvres complètes. v. 3: 904. cit. Fanés. Pintura, collage, cultura de masas. Joan Miró, 1919-1934. 2007: 131. Fanés dedica en 130-134 un apartado, Surrealismo y nueva poesía: el cine, a la influencia del cine entre los surrealistas y Miró. / Otras fuentes son: Sánchez Vidal, Agustín. El Surrealismo en el cine, en Solana; et al. El Surrealismo y sus imágenes. Fundación Cultural Mapfre Vida. Madrid. 2002: 211-232. / Bouhours, Jean-Michel. La mécanique cinématographique de linconscient. *<La Révolution surréaliste>. París. MNAM (6 marzo-24 junio 2002): 380-385.

 [12] Buñuel explicó por carta a Chamorro que se conocieron en 1929 y algunos pormenores de su relación posterior. [Documental de Chamo­rro. Miró. 1978. nº 54.]
 [13] Carta de Miró a Gasch. París, Rue Tourlaque, 22 (13-III-1929) FJM. [Umland. <Joan Miró>. Nueva York. MOMA (1993-1994): 327.] ‹‹Ahir vaig conéixer a en Buñuel, que és un home importan­tíssim i molt interessant. Vaig estar-ne molt content; l’espero un d’aquests dies al taller. Vam parlar den Dalí i de vostè, i els aprecia a tots dos molt.››
 [14] Carta de Miró a Gasch. París, Rue Tourlaque, 22 (9-IV-1929) FJM. ‹‹Anit vaig estar amb en Dalí, i ja es vam posar amb fei­na, ben dife­rentment dels nostres ilAlustres compatriotes que es passen la vida aquí fent el pagés. / Tinc la satisfacció que en Dalí ha arribat en molt bon mo­ment aquí, i que fo­radarà, lo que serà un motiu més per a em­prenyar als dits com­patriotes. Un abraç, de Miró››. [Umland. <Joan Miró>. Nueva York. MOMA (1993-1994): 327, n. 350 y 351.] Raillard. Ceci est la couleur de mes rêves. 1977: 83. / Raillard. Conversaciones con Miró. 1993: 101, con la mención de Miró de que introdujo a Dalí y Buñuel ante Breton.     

 [15] Fanés. Pintura, collage, cultura de masas. Joan Miró, 1919-1934. 2007: textos en 171-173 y 174-175, fotografía en 171 del collage en el suelo, víctima de la violencia de la extrema derecha. Fanés trata el interés de Miró por el diario “La Publicitat” y su asociación con los intelectuales (Gasch, Cassanyes, Montanyà, Foix, Sagarra) próximos al partido Acció Catalana, en el apartado La página de La Publicitat (173-177), que trata sobre todo de la afición cinematográfica de Miró y su círculo catalán de amistades.
 [16] Las fuentes en la crítica comienzan con: Marester, Guy (firmado AG.M.”). La peinture au cinema. Deux films sur Miró et Kandinsky. “Combat”, París (16-VII-1949). Col. FPJM, v. III, p. 69. / Redacción. El cine y el pin­tor Juan Miró. “Desti­no”, Barcelona (7-II-1953). Col. FPJM, v. IV, p. 168.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada