Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía, Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

martes, julio 03, 2012

La pintora norteamericana Helen Frankenthaler (1928-2011) y su relación con Joan Miró.

La pintora norteamericana Helen Frankenthaler (1928-2011) y su relación con Joan Miró.
Frankenthaler en su taller a principios de los años 60.


La pintora norteamericana Helen Frankenthaler (Nueva York, 12-XII-1928-Darien,  Connecticut, 27-XII-2011), perteneciente a una familia acomodada de origen judío, se formó en prestigiosas escuelas neoyorquinas, primero Dalton y luego Bennington College (1946-1949) con el pintor cubista Paul Feeley que le transmitió el interés por Picasso y Matisse, la Art Students League, un viaje por Europa, y un fértil ambiente intelectual: el historiador de arte Meyer Schapiro, el pintor Rufino Tamayo, el poeta W. H. Auden, el pensador Erich Fromm... Un año después de su graduación, en 1950, entabló amistad con Clement Greenberg y pronto recibió la influencia de Hofmann, Rothko, Pollock (le visitó en su taller en 1951 y tomó su técnica del dripping y del trabajo sobre telas extendidas en el suelo), Motherwell (su esposo desde 1958 hasta su divorcio en 1972) y Miró.
Su estilo se afirmó dentro del expresionismo abstracto desde su primera colectiva en la Kootz Gallery de Nueva York (1950) y durante el resto de los años 50, como una destacada miembro de la llamada segunda generación (junto a Noland, Olitski y Dzubas), aunque tuvo numerosos cambios posteriormente, consiguiendo una fusión de la action-painting más lírica y caligráfica con un rico cromatismo, influjos nutridos por sus viajes a Europa (visitó Lascaux y Altamira, así como numerosos museos), su estudio de los maestros clásicos (Ticiano, Goya, Manet) y sus contactos personales con los grandes pintores contemporáneos. Desde 1962 practicó la técnica pictórica del acrílico gracias a la cual estructuró más sus composiciones sin abandonar el materismo, intentando identificar la figura y el soporte, y a partir de 1972 experimentó la escultura en metal..
En este periodo desempeñó una carrera de profesora de arte en varias universidades y se consagró con una retrospectiva en el Whitney Museum de Nueva York (1969) y se confirmó con la retrospectiva itinerante comenzada en el MOMA de Nueva York (1989).
Aunque la influencia de Miró se afirmó especialmente en 1959, con motivo de la segunda retrospectiva de este en el MOMA, Frankenthaler conoció pronto, ya en los años 40 y a principios de los 50, sus obras en los museos neoyorquinos y en la Pierre Matisse Gallery, probablemente aconsejada por sus profesores y compañeros. Su concomitancia con el universo mironiano es patente desde sus pinturas de los años 50 hasta la actualidad, como revelan las pinturas Chenille bleue (1961)[1], con sus formas arriñonadas y su líquido colorido mediterráneo —una llamativa combinación de franjas biomórficas en azul, rojo y amarillo—, y Cloud Burst (2002)[2], con sus franjas de trasnsición de un suave colorido rojizo y rosado a los tonos oscuros de la parte superior, usando el color para la construcción de un paisaje infinito de resonancias cósmicas.


Barbara Rose (1982) advierte que en la pintura Untitled (1950-1951) funde las formas corporales y la imaginería rural como Miró: ‹‹(...) fused body and landscape imagery (...)./ (...) Frankenthaler, the chef d’école, had been looking at Miró’s paintings since 1951, when she began painting abstract landscapes, staining color directly into the unprimed canvas. Her initial inspiration was Pollock’s black and white paintings. However, the spurting images, the hands, and ladders in her works of the late fifties recall Miró. A painting of the seventies recalls the outlines of Miró’s Portrait of Mistress Mills in 1750. Frankenthaler’s reaction to hard-edge painting was similar to Miró’s reaction to Cubism: she humanized the form, making it organic and natural.››[3]
Karen Wilkin (1989) también señala la influencia del automatismo gestual (que la artista denomina “pintura aleatoria”) de Miró (y Pollock) en la joven Frankenthaler.[4]
Hilton Kramer (1989) capta igualmente la temprana influencia de Miró.[5]
En la carpeta PML, PMG B 24, 5 se guardan documentos sobre el interés coleccionista que Miró despertó en el matrimonio de Helen Frankenthaler y Robert Motherwell, que compraron el 11-III-1959 por un total de 3.090 $ dos bronces suyos, uno de los cuales es Figure (1950).

Fuentes.
Internet.
[http://es.wikipedia.org/wiki/Helen_Frankenthaler]
Exposiciones.
<Helen Frankenthaler. A Paintings Retrospective>. Nueva York. MOMA (5 junio-20 agosto 1989). Fort Worth. Modern Art Museum (desde noviembre 1989). Los Angeles County Museum of Art (desde febrero 1990). Detroit Institute of Arts (desde junio 1990). Cat. 113 pp.
<Helen Frankenthaler. Sculpture>. Nueva York. Knoedler & Company (2 noviembre 2006-13 enero 2007). Reseña de Nadelman, Cynthia. “Art News”, 106, nº 1 (I-2007) 129.
Libros.
Maillard. Le Robert. Dictionnaire universel de la peinture1975: v. III, 12-13.
Wilkin, Karen. Frankenthaler, en Naylor. Contemporary Artists. 1989: 327.
Artículos.
Kramer, Hilton. The Triumph of  Modernism. 2006. Reprod. de Frankenthaler at the Whitney (1989): 213-217 e influencia de Miró en 216.
Wagner, Anne M. Helen Frankenthaler. “ArtForum”, v. 50, nº 8 (IV-2012) 51-52.



[1] Frankenthaler. Chenille bleue (1961). Óleo sobre tela (297,5 x 174). Col. artista. [Rose. La peinture américaine. Le XXe siècle. 1986: 109.]
[2] Frankenthaler. Cloud Burst (2002). Acrílico sobre tela (200 x 172). <Helen Frankenthaler>. Nueva York. Knoedler (junio-18 julio 2003). [“Art News”, v. 102 (verano 2003) 152.]
[3] Rose. <Mi­ró in America>. Houston. Museum of Fine Arts (1982): 10 y 39.
[4] Wilkin. Frankenthaler, en Naylor. Contemporary Artists. 1989: 327.
[5] Kramer. The Triumph of  Modernism. 2006. Reprod. de Frankenthaler at the Whitney (1989): 216.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada